Datos Técnicos

Ruta

Para realizar esta ruta es recomendable llevar bastante agua, aunque durante el trayecto nos encontramos con dos fuentes no son aptas para el consumo. Esta ruta carece de dificultad, por lo que es apta para toda la familia. Es recomendable llevar bañador si realizamos esta ruta en verano. Para comenzar esta nueva aventura, nos acercaremos a la población de "Cirat", buscamos un sitio para aparcar cerca de la iglesia y callejeamos un poco hacia la parte alta del pueblo. LLegaremos a una pista de asfalto y vemos al fondo la primera señal del Sl indicandonos el camino hacia el "Salto de la Novia". Comenzamos a subir por una senda con tramos de estupendo empedrado, hasta llegar a un cruce bien indicado. Viramos en dirección al "Castillo" y después de visitarlo volveremos hasta esta intersección.

En unos pocos metros de subida llegaremos hasta el "Castillo". Este se encuentra situado sobre un promontorio sobre el barranco de las Salinas, desde donde se controlaba el meandro que forma el río "Mijares" a su paso por "Cirat". El castillo es de tipo montano, con dos recintos. Se pueden apreciar los restos de una torre semicircular, así como diferentes lienzos de muralla situados en su parte más vulnerable ya que por la otra cuenta con la defensa natural que ofrece la propia ubicación del recinto. Hay dos maneras de acceder al castillo, podemos escalar, aunque sin dificultad, pero solo para aventureros o en la parte baja de la pared nace una senda que rodea el castillo y por donde podremos acceder a el sin dificultad.

Después de disfrutar con estas fantásticas vistas, volvemos por nuestros pasos hasta el cruce anterior. Entramos en una senda rodeados en todo momento de pinos y carrascas típicas de la sierra de espadan. Nos cruzaremos con un par de casas abandonadas no exentas de belleza. Esta senda desemboca en un cruce de pistas donde tenemos que tener cuidado de no equivocarnos. La pista de la izquierda la desechamos, la que esta un poco mas arriba es la que cogeremos al volver del "Salto de la Novia", por lo que solo nos queda la de la derecha. Vemos una mesa y un banco con sombra donde tomar un respiro y justo enfrente la señal que nos indica nuestro siguiente objetivo. También hay un aparcamiento para bicicletas.

Entramos en una bonita senda, con una valla de madera que evita que nos caigamos al río. Por fin llegamos al "Salto de la Novia", nos impresiona el rumor del agua al caer a la poza, maravilloso.

Después de disfrutar y de hacer las fotos de costumbre, volvemos por nuestros pasos hasta la pista, subimos y cogemos la pista de la derecha. Después de una pequeña subida llegamos hasta el mirador del "Salto de la novia", un sitio estupendo donde podremos almorzar. Desde el mirador volvemos a la pista y tenemos que estar atentos, porque en escasos 30m, nace una senda hacia abajo, que nos llevara hasta otra fantástica poza, en la parte de arriba del salto.

Después de una fuerte subida esta pista se convierte en un bonito paseo rodeados de pura naturaleza. Después de este paseo que con el sol de cara se hace un poco largo, llegamos a un nuevo cruce y viramos a la izquierda.

LLega un momento en el que encontraremos en el borde del camino unos fitos de piedras. Tenemos que recordar eso, porque al bajar del mirador nos adentraremos en esta senda. Seguimos por la senda que se va convirtiendo en pista hasta llegar a un llano. Cogeremos el camino de la izquierda y sin problemas llegamos al "Mirador de la Noguerica". Un estupendo mirador natural desde donde vemos la población de "Cirat" y parte del "Alto Mijares".

Volvemos por nuestros pasos hasta el fito de piedras y nos adentramos en una bonita senda, otra vez empedrada. Desembocamos en una pista y viramos hacia la derecha. Esta pista, en bajada, no la dejamos hasta casi llegar al pueblo donde vemos un cartel a nuestra izquierda indicandonos la dirección hacia el "Barranco de las Salinas" que cogemos. Con las pocas lluvias que han habido este año esta todo bastante seco y no podemos disfrutar del baño, pero no deja de ser un paraje muy bonito.

Después de esta pequeña decepción volvemos hasta la pista y en pocos metros llegamos a la población, volvemos a callejear hasta llegar al coche y damos fin a esta excursión por los alrededores de "Cirat".