Datos Técnicos

Ruta

Esta semana nos acercamos hasta la población de "Vall de Almonacid", para realizar una corta ruta, apta para toda la familia. Aparcamos el coche a la entrada del pueblo en su parte derecha. Después de realizar los calentamientos habituales, seguimos la misma dirección que llevábamos en el coche hasta llegar a un cartel informativo. Aquí vemos la ruta que vamos a realizar hoy. Cogemos la calle que nace a nuestra derecha y en breve bajada llegamos hasta el "Río Chico", giramos hacia la izquierda, siguiendo las señales del PR y antes de llegar al "Restaurante" cruzamos.

Seguimos caminando por camino asfaltado por la llamada "Colada de Azuébar y Almedíjar", entre campos de cultivo. Llegamos al primer cruce de caminos, nos guiamos por las señales del "Parque" y desechamos el camino de la derecha. En pocos metros llegamos hasta la "Balsa de los Patos". Unos metros mas hacia delante se encuentra la "Fuente Larga".

Seguimos por este camino asfaltado hasta llegar de nuevo a otro cruce. Aquí volveremos al final de la ruta. Giramos hacia la derecha y en breve el asfalto se convierte en tierra. Comienza una fuerte ascensión, por un camino bien señalizado y con pequeñas escaleras que nos hacen el trayecto mas ameno. Casi arriba del todo, nos encontramos con otro cruce de caminos. Aquí volveremos después, de momento seguimos por la izquierda. Después de una pequeña rampa llegamos al "Castillo de Almonacir". El origen del castillo es "Musulmán"; sin embargo, a diferencia de la mayor parte de las fortalezas de la región, se trataba de un monasterio fortificado o ribat de los monjes guerreros llamados "Murábitin". La fortaleza consta de un recinto rectangular interno, limitando sus extremos una alta torre del homenaje de tapial, de planta rectangular con un lado curvo, conservada hasta las almenas y con saeteras. Esta conserva cuatro plantas: la planta base tiene el acceso separado de las restantes, a las cuales se accedía por la planta principal. Cuenta con troneras verticales desde donde se batía la entrada. Ante la puerta hay una explanada, que conforma otro recinto amurallado del cual hoy conserva pocos tramos de muralla.

Después de hacer las fotos de rigor desde sus distintos miradores, aprovechamos la sombra de la torre para almorzar en este lugar lleno de historia. Después de una buena charla nos colgamos de nuevo las mochilas, y nos despedimos de este fantástico "Castillo", volvemos por nuestros pasos hasta el cruce anterior. Giramos hacia la izquierda. Comenzamos una fuerte bajada entre camino asfaltado y tierra. Llegamos hasta un cruce de caminos y giramos hacia la izquierda. Caminamos entre preciosos campos de olivos. Pasaremos por dos cruces mas, y solo tenemos que seguir las indicaciones, siempre a la izquierda. Este camino no lo dejamos hasta llegar al punto de inicio, dando fin a una bonita aventura por los alrededores de "Vall de Almonacid".