Datos Técnicos

Ruta

Esta semana nuestra aventura empieza en la población de "Gatova". Aparcamos el coche en el parking habilitado cerca del lavadero. Después de los calentamientos habituales volvemos a la carretera principal, pasando por la fuente de los "Caños".

Una vez en la carretera principal nos dirigimos hacia la piscina municipal, situada en el barrio de la "Tejeria". Enseguida vemos unos carteles de señalización a nuestra izquierda, por aquí volveremos al finalizar esta aventura. De momento seguimos por la carretera hasta llegar a la piscina. Cogemos el camino que nace a su izquierda y empezaremos ha andar junto al "Barranc del Carraixet". Es imprescindible llevar el G.P.S ya que hay innumerables caminos.

Desembocamos en un pista asfaltada y giramos hacia la izquierda. En pocos metros llegamos al área recreativa la "Alameda". Un espacio muy bien cuidado y con mucho encanto para pasar un buen día con la familia.

Seguimos nuestro camino por la pista asfaltada mas o menos 1,5 km. Veremos a nuestra derecha un cartel indicándonos nuestro siguiente destino. El asfalto se convierte en tierra y caminamos entre campos de cultivo. En 1km llegamos al desvío, bien señalizado, a nuestra izquierda que nos lleva, en leve subida, hasta el "Yacimiento el Torrejon". Este yacimiento se extiende a lo largo de 3.000m2, sobre un terreno elevado, desde el que se dominaba el entorno inmediato, facilitando la defensa de este asentamiento. Es un lugar estratégico, y relativamente próximo a los yacimientos de "El Puntal dels Llops" (Olocau) y al "Tossal de Sant Miquel o Edeta" (Llíria). Su cronología, el tiempo en el que estuvo habitado, abarca un periodo comprendido entre los siglos VII y II a.c. El elemento más característico del yacimiento es la torre rectangular que localizamos en su extremo sur, que debía flanquear la puerta de acceso principal; asimismo, se considera que el poblado estuvo delimitado por una muralla perimetral. Entre los objetos encontrados, destacan utensilios de cerámica, como ánforas, tinajas y platos. El último aspecto arqueológico destacable, es que se ha podido constatar la evidencia de intercambio o comercio de productos, debido a la presencia de cerámica procedente de Grecia (siglo IV a.C.) y ánforas itálicas que portaban los romanos cargadas de vino desde la zona de Nápoles.

Después de tomarnos un buen descanso, desandamos lo andado hasta llegar de nuevo a la pista de tierra y giramos hacia la izquierda, en breve volvemos a girar hacia la izquierda. Este camino desemboca de nuevo en pista asfaltada, giramos hacia la derecha. En pocos metros llegamos hasta la "Fuente el Rebollo", otra área de descanso con una fuente donde poder refrescarnos.

En breve el asfalto se convierte de nuevo en tierra. En pocos metros nos desviaremos hacia la derecha siguiendo las señales del "GR 10", pasaremos por una zona donde vemos algunos carteles que dicen "Zona Militar", pero apartados de nuestro camino. Tenemos que estar atentos al G.P.S porque el desvío hacia nuestro siguiente destino no esta señalizado, nosotros hicimos un pequeño "Fito", pero por si acaso mejor guiarnos con el G.P.S. Comenzamos una bonita ascensión y el camino se convierte en senda. Empezamos a disfrutar de las bonitas vistas. En un tramo que se hace corto llegamos hasta el "Vértice Geodésico Alto Romero", con una cota de 813m.

Aprovechamos este bonito lugar para almorzar en las alturas. Después de un cafetito calentito, volvemos por donde hemos venido hasta llegar al cruce señalizado. Giramos hacia la derecha. Comenzamos de nuevo a subir por pista de tierra hasta llegar a los "Collados". Nos desviamos hacia la izquierda por una senda bien señalizada.

Descenderemos hasta desembocar en una pista, giramos hacia la izquierda hasta llegar a la "Font Fria", otra área con fuente donde rellenamos nuestras cantimploras, ya que el calor empieza a ser fuerte.

Después de un merecido descanso, cogemos el camino que cruza la fuente por el medio y empezamos otra vez a subir. El camino se convierte en senda y en breve iniciamos un vertiginoso descenso por esta estrecha senda. Casi llegando al pueblo, abandonamos unos pocos metros la senda para dirigirnos hacia un pequeño mirador.

Volvemos de nuevo hasta la senda y descendemos hasta el barranco, lo cruzamos y en leve subida llegamos de nuevo hasta la carretera de acceso al pueblo, y desde aquí ya fácil hasta el coche, dando fin a una bonita aventura por los alrededores de "Gatova".